¿Manchas misteriosas? Remojar previamente puede ayudar

Remojar previamente las prendas para lavar que estén percudidas, puede ayudarte a recobrar el brillo glorioso de tu ropa favorita; ya sea una camisa o esa prenda que tu niño tanto ama. Y la razón es muy sencilla: colocar en remojo maximiza el tiempo de contacto entre el tejido y el detergente.

Por qué remojar tiene sentido:

Cuando sumerges un tejido lavable en agua con detergente, proporcionas al limpiador y a todos sus modernos componentes (los blanqueadores, elementos que combaten las enzimas de la suciedad, elementos espumosos) a que tengan tiempo de empapar el tejido y eliminar las manchas.

Para realizar un remojado básico:

Llena un lavabo, una bañera o una lavadora automática con suficiente agua para cubrir el artículo, utilizando para ello la temperatura del agua más cálida que te permita la etiqueta de instrucciones para el cuidado de la tela. Después, añade una dosis completa de tu detergente favorito Tide Líquido HE Turbo Clean. Revuelve el agua hasta que el detergente se haya disuelto por completo. Añade la prenda. Remoja previamente durante 30 minutos, después lava como de costumbre. (Revisa siempre la etiqueta del fabricante para conocer las instrucciones para el cuidado en el lavado).

Para manchas extra resistentes:

Prepara una solución para remojar en un balde, un bol o tu lavabo lleno de agua tibia, y añade detergente Tide en polvo con cloro. Este detergente contiene un ingrediente limpiador exclusivo que activa una forma de blanqueador más fuerte pero que no daña los colores, y proporciona un poder superior para remover las manchas, para ayudarte a blanquear y limpiar tus prendas de vestir. Para eliminar las manchas extrarresistentes, remoja previamente tus prendas de vestir antes de lavarlas.